Canal RSS

ANTE LA REVISIÓN DE LA INSTALACIONES DE GAS, ¿QUÉ HACEMOS?

Publicado en

En el último año, ha aumentado notablemente el número de reclamaciones y denuncias presentadas por los consumidores contra empresas que realizan revisiones de las instalaciones de gas. El denominador común de dichas reclamaciones o denuncias es la táctica intimidatoria y agresiva que utilizan los técnicos para acceder a las viviendas de los consumidores, así como la falta de transparencia, e incluso el engaño y manipulación para que los clientes consientan la realización de determinados trabajos en sus domicilios, que éstos no han solicitado previamente.

Con el fin de depurar las posibles responsabilidades, diferenciar aquellas empresas de las que operan en el marco legal y, simultáneamente, determinar estas prácticas desleales con los consumidores (que, en muchos casos, son constitutivas de ilícito penal), e identificar a los responsables de dichas empresas que operan al margen de la normativa industrial,  evitando así que el número de afectados aumente considerablemente antes de ser detectado por el Servicio Territorial de Industria, o por el Servicio Territorial de Comercio y Consumo, se remite el presente documento, solicitando la colaboración de la Policía Local, de aquellas poblaciones donde se observe este tipo de actividad.

De acuerdo con la legislación vigente, el mantenimiento, conservación y buen uso de la instalación de gas  es responsabilidad del titular o, en su defecto, de los usuarios. Para poder asegurar un correcto funcionamiento y detectar posibles anomalías, las instalaciones de gas deben ser inspeccionadas.

Instalación de gas

El Real Decreto 919/2006, de 28 de julio, por el que se aprueba el Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos y sus instrucciones técnicas complementarias ICG 01 a 11, determina la obligación de realizar una inspección cada 5 años (instrucción técnica complementaria número 7, apartado 4.2). Los titulares o, en su defecto, los usuarios actuales de las instalaciones receptoras no alimentadas desde redes de distribución, son los responsables de encargar una revisión periódica de su instalación, utilizando para dicho fin los servicios de una empresa instaladora de gas autorizada, que llevará a cabo la revisión mediante el procedimiento descrito en el Real Decreto 919/2006, de 28 de julio, y en las normas UNE correspondientes.

1º. Si realizada la revisión, ésta arroja un resultado favorable, se cumplimentará y entregará al usuario un certificado de revisión periódica.

2º. Si se detecta alguna anomalía, el técnico ha de cumplimentar y entregar al usuario un informe de anomalías que incluya los datos mínimos exigidos en el anexo correspondiente del Real Decreto.

a)     En el supuesto que se detecte una anomalía principal (muy grave), o bien se corrige en ese mismo momento, o se deberá interrumpir el suministro de gas y precintar la parte de la instalación pertinente o el aparato afectado, según proceda.

b)    Sin embargo, si las anomalías detectadas son secundarias (no muy graves, que es lo más habitual), éstas se comunicarán al usuario para que proceda a su subsanación. Es decir,  el consumidor tiene la facultad de encargar esos trabajos a la empresa que él decida, no estando obligado a encomendar dichas tareas a la empresa que ha realizado la revisión.

Por ello, si se detecta que alguna empresa está realizando este tipo de actividades en su término municipal, sería recomendable que se recabara la siguiente información, a los efectos que, tanto el Servicio Territorial de Industria, como el Servicio Territorial de Comercio y Consumo correspondientes, verifiquen si dichas empresas actúan o no, conforme a la legislación vigente y puedan adoptar las medidas legales oportunas:

–          La plena identificación de las personas que están realizando los trabajos de revisión y mantenimiento de instalaciones de gas.

–          Efectuar requerimiento del documento que les habilite como instaladores autorizados.

–          Si no poseen dicho documento, exigir la acreditación de la condición de trabajador cualificado, y la identificación del instalador autorizado que supervisa sus trabajos.

–          Por último, requerir que identifiquen la empresa instaladora de gas habilitada, en cuyo seno prestan sus servicios profesionales.

Asimismo, en el supuesto que alguna de estas empresas empleara la coacción, las amenazas, la intimidación o cualquier otra conducta susceptible de ser tipificada como delito para conseguir el acceso a las viviendas de los consumidores y que éstos abonen estos servicios fraudulentos, habrán de ponerlo en conocimiento de las autoridades judiciales correspondientes.

De esta manera, aunando esfuerzos, se conseguirá, por una parte, una detección precoz de ciertas actividades ilícitas y/o desleales con los consumidores, y por otra, se reducirá  el número de afectados.

Gracias.

Acerca de Alcalalí

Cualquier duda o consulta que queráis realizar estamos a vuestra disposición. Nos podéis encontrar en 8 a 15 horas en el Ayuntamiento, en el mail: adl@alcalali.es y también en otras muchas redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: