Canal RSS

Archivo de la etiqueta: códigos QR

LA ERMITA DE LA VIRGEN CALVARIO DE ALCALALÍ

Publicado en

La ermita de la Virgen del Calvario está situada en la ladera de la partida de la Solana. La ermita forma parte y final de un Vía Crucis cuyas capillas bordean el llamado “Passeig de l’Ermita”. Las catorce capillas que lo componen fueron labradas en grandes bloques de dura piedra caliza diseñadas por el párroco Juan Bautista Serer, natural y vecino de Alcalalí.

capillas calvario

 

 

 

Anteriormente, el municipio disponía de su Vía Crucis en la Calle del Calvario, cuyas estaciones estaban representadas por una pequeña cruz y unas mayólicas adosadas a la pared.

Al finalizar la construcción del Vía Crucis en el Passeig de l’Ermita, se decidió construir en su remate una capilla a la Santísima Virgen, llevada a cabo por el trabajo voluntario de los vecinos de Alcalalí, que contribuyeron a su construcción  dinamitando rocas, con trabajos de carpintería, pintura, albañilería, etc.

No fue hasta 1952, el 16 de abril, cuando se coloca la primera piedra, terminando las obras de construcción de la ermita en 1954. El arquitecto de fue D. Pablo Soler Lluch.

El edificio comprende templo y sacristía.  Manuel Serrano lo describre así:

“Su porche está conformado por columnas ochavadas, cubierto a tres aguas con teja curva. La fachada sobresale sobre el porche presentando un óculo lobulado en el frontón y terminada con espadaña barroca con tres huecos: los dos laterales con sendas campanas y el central, más alto, con hornacina y estatua de la Virgen; esta imagen que mide 1,60 metros fue labrada en un solo bloque de piedra de Novelda, por el escultor José Lluch. “

La sacristía es presidida por el Santísimo Cristo de la Sed. Esta estatua es obra de Francisco Navarro Soriano y tiene un importante valor artístico por la precisión anatómica y por la actitud dramática con que presenta al Señor en la cruz.

Cristo de la Sed, obra de Francisco Navarro Soriano.

Cristo de la Sed, obra de Francisco Navarro Soriano.

En 1951, se encargó la imagen de la Virgen del Calvario al escultor valenciano Vicente Rodilla Zanón.  Se trata de una escultura tallada en pino, mide 1,40 de altura, está policromada con colores impregnados y patinados. En diciembre de 1952 se presentó a la Exposición Regional de Artesanía y obtuvo el primer premio.

En 1956, se decide ampliar la ermita y realizar una sacristía en uno de los lados y otra estancia idéntica al otro lado.

Cada año en torno al 7 de marzo, en conmemoración de la llegada de la Virgen a la Ermita, se celebra la eucaristía en el exterior a las 17.00 horas. Al finalizar ésta, los niños le ofrecen poesías a la virgen.

A continuación transcribimos un canto popular dirigido a la Virgen:

“Desde lo alto del calvario sois nuestra estrella, cuanto más te miramos, más pura y bella. Y Alcalalí, solo un corazón canta a su madre, himnos de amor”

Fuentes:

Web de Manolo Serrano.

Blog Aquí estamos.

Localización:

Ermita del Calvari en Foursquare

LA PARTIDA MOSQUERA DE ALCALALÍ Y SU ERMITA

Publicado en
Ermita de Sant Joan de Mosquera

Ermita de Sant Joan de Mosquera

La partida rural “Mosquera” acogió una alquería morisca bajo este mismo nombre. El poblado llegó a contar con treinta casas en 1577, diversos riuraus, la era, la tahoma, el horno de pancocer, la almazara y diversas infraestructuras agrícolas e hidráulicas como un pozo y una noria.

Precisamente en 1577, Juan de Ribera erigió la ermita de “Sant Joan de Mosquera” y escogió como patrono a San Juan el Precursor, por tratarse de un santo de fácil aceptación para quienes renunciaban a la ley coránica y aceptaban el cristianismo.

"Sant Joanet de Mosquera". Foto de Pablo Andrés

“Sant Joanet de Mosquera”. Foto de Pablo Andrés

La imagen de “Sant Joanet”, como se le conoce popularmente en Alcalalí,  fue labrada en Valencia por Luis Gilabert Ponce a finales del siglo XIX. Se trata de una figura que representa a un niño de un año aproximadamente, policromada, de 60 cm de altura, descontando la peana. La importancia de este Santo para Mosquera se pone de relieve en la siguiente canción tradicional:

San Antonio está en Benissa,

Santo Domingo, en Jalón;

San Juan está en Mosquera,

Jesús Pobre bajo el Montgó.

La ermita de Sant Joan de Mosquera alcanzó tanta popularidad que en la festividad del  del 24 de junio, venían a Mosquera vecinos de todos los pueblos de la comarca de La Marina, al “Porrat” que se organizaba anualmente. El “Porrat de Sant Joan” empezó en la época morisca, y después de la expulsión de éstos continuó celebrándose por los nuevos repobladores de Alcalalí. Esta feria ganó mucho renombre durante el siglo XVIII, y visitantes y feriantes de toda la comarca se reunían año tras año, hasta finales del siglo XIX, cuando fue trasladado definitivamente a Alcalalí.

En 1740, el Barón de Alcalalí estableció toda una serie de medidas para regular  la celebración de la festividad, y encomendó su aplicación al rector y a dos concejales de Alcalalí, que eran los encargados de seleccionar a los feriantes, de cobrar la tasa de cada parada y finalmente, de destinar la recaudación a la reparación y mantenimiento de la ermita de Sant Joan. Pero, poco a poco el “porrat” fue perdiendo importancia. En este sentido traemos a colación este texto literal extraído del libro “Del vivir y del morir en Alcalalí”, escrito por D. Miguel Monserrat:

“Se celebra una feria anual o más bien mercado, el día 24 de junio en la ermita de San Juan , consistiendo las especualciones únicamente en ropas, herramientas, dulces y otros artículos de poca entidad. “

La alquería de Mosquera quedó totalmente despoblado en 1609, tras el bando de expulsión dictado por el Rey Felipe III. La expulsión morisca puso fin a siglos de convivencia arrancando a un pueblo de la que consideraba su tierra.

 

Fuentes:

– “La senda de l’èxode. Els moriscs de la Marina Alta i la seua emprenta després de 1609. ” Autores: Antoni Mas, Josep Mas y Jaume Noguera.

– “Del vivir y del morir en Alcalalí” Autor: Miguel Monserrat.

Localización: 

Ermita de Sant Joan de Mosquera en Foursquare

Pozo y Noria de Mosquera en Foursquare

LA ANTIGUA ALMAZARA DE ALCALALÍ

Publicado en
MUSEO ETNOLÓGICO DE ALCALALÍ

MUSEO ETNOLÓGICO DE ALCALALÍ

En Alcalalí, como en la mayoría de los municipios de los valles del interior de la comarca de la Marina Alta, la actividad económica predominante ha sido durante años la derivada del sector primario. En Alcalalí, especialmente, los cultivos básicos fueron durante décadas la almendra, la vid y el olivo.  Para la transformación de estos cultivos se abrieron al público Almazaras. La más importante, por su grado de actividad fue la Almazara propiedad de la Cooperativa Agrícola de San José, que se puso en funcionamiento a finales de la década de los 50. Se encontraba situada en la calle Porche, nº 33, de Alcalalí,  y a ella acudían los agricultores del municipio y de los pueblos vecinos para transformar la uva y la aceituna en vino y aceite.

La Almazara quedó sin actividad y se cerró a cualquier uso en 1998, aunque en su interior se conservó toda la maquinaria necesaria para el desarrollo de las actividades que se ejercían en el mismo. El Ayuntamiento rehabilitó el edificio y la maquinaria existente, convirtiéndolo en Museo Etnológico. El museo recoge nuestra historia más cercana, una forma de vida y de trabajo.

TRAJES, BURRO Y CARRO

TRAJES, BURRO Y CARRO

Los visitantes pueden conocer el proceso de transformación de la uva y la aceituna en vino y aceite a través de folletos explicativos en diversos idiomas (valencià, castellano, inglés y alemán) y pueden ver las máquinas con las que se trabajaba, por ejemplo la báscula, la prensadora, la gronza, etc.

A continuación, realizamos una sencillo resumen del proceso de transformación:

La vid: En primer lugar los agricultores habían de lograr su turno y al obtenerlo llevaban la uva a la Cooperativa en capazos. Depositada la uva, se iba vertiendo a la moledora; el caldo que caía de la moledora se filtraba por las maderas e iba a la cubeta. Con la pasta de la uva se llenaban los esportins y se prensaba; los recipientes con los esportins de escofina y piel tenían también una salida que se comunicaba con la cubeta correspondiente con una manguera. De la cubeta ya se podían llenar las garrafas, llevarlas a casa y rellenar los toneles. Actualmente, en la Vall de Pop sólo la cooperativa de Xaló se dedica a la producción de vino no destinado exclusivamente al consumo familiar.

La oliva: El olivo es uno de los árboles más representativos del Mediterráneo y más ligado a nuestra cultura. Las aceitunas se recogían el mes de diciembre; se tiraban con cañas y se recogían del suelo a mano. Hoy, sin embargo, se recogen con una red o lona. A continuación se llevaban a la Almazara para hacer el aceite. Allí se pesaban y se pagaba por kilo. Se vertían las aceitunas en la gronsa, que es un depósito situado encima del regit, y que dosificaba la caída de las aceitunas en la parte interior y más menuda del trompellot. De forma hidráulica se hacía se hacía girar el trompellot por encima del regit y como era cónico la pasta caía hacia el exterior a la acequia. Cuando ésta estaba llena, se paraba, se ponían los esportins  y con la regidora se llenaban de la pasta de la aceituna. Después se procedía a prensarla durante unas horas. El primer aceite que se obtenía era de más calidad, el resto se utilizaba para hacer jabón. El aceite que se obtenía era para uso doméstico y sólo si se consideraba que había excedente se vendía a comerciantes que pasaban periódicamente por la almazara. 

La Almazara permanece abierta al público los sábados y domingos, en horario de 11 a 13 horas, gracias a la colaboración y esfuerzo de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Alcalalí. También cabe la posibilidad de concertar visitas para grupos de más de 10 personas.

Turistas visitando la Almazara.

Turistas visitando la Almazara.

Esperamos vuestra visita y que este recurso os resulte de interés.

Muchas gracias.

qr almazara ligado con blog

A %d blogueros les gusta esto: